Domingo de palmas

silhouette photography of man and woman beside trees during sunset
Photo by Asad Photo Maldives on Pexels.com

 

Hoy Jesús entra en Jerusalén, montado en un pollino. Las multitudes le dan la bienvenida y se conmueven. Los niños le alaban. Los religiosos se molestan. Una profecía dada hace miles de anos atrás por el profeta Zacarías, se cumple al pie de la letra. El Rey prometido hace su entrada triunfal y aunque algunos le alaban, su alabanza es de los dientes para fuera, otros se emocionan y unos mas no tienen conciencia de lo que están haciendo. Dios los usa solo para, no usar las piedras.

 

 

Por siglos las generaciones habían abrazado esta esperanza profética: un día vendrá el Rey prometido y nos salvará de tanta maldad. Cuando el venga se establecerá la era mas hermosa, regresaremos al Edén, el Paraíso perdido, volveremos a reír. No se preparará mas para la Guerra. Cuando el regrese tendremos paz universal y el niño jugará con la serpiente y el cordero comerá pasto junto al oso. Ahora tenían en frente de su vista al Mesías, el deseado de todas la gentes y no daban crédito a lo que veían. La venida de Jesús trastornaba, sus negocios, sus metas, su vida entera y no estaban dispuestos a sacrificar su confort por la Aventura de un nuevo reino.

 

Si, ponen sus mantos, si, gritan eufóricos, si, abren paso y se emocionan ante Jesús, mas no están consientes de cuanto cambio y modificación tienen que hacer en su diario vivir para ajustarse a las demandas del Rey.  La alabanza inconsciente, el elogio educado, la palabra de disculpa solo por pronunciarse, no causa ningún efecto duradero en nadie. Se requiere un grado de compromiso, responsabilidad y seriedad para producir la transformación demandada para el reino de Dios. Hoy muchos dirán nuevamente “bendito el que viene n el nombre del Señor” “Hosanna en las alturas” pero será solo para salir al paso, para cumplir la tradición. Dios demanda conversión del corazón, el que hurtaba ya no hurte mas, hablar verdad cada uno con su prójimo.

 

Quizá la reacción mas honesta, mas no la mas correcta fue la de los religiosos. “dile a estos que callen”. Ellos si defendían sus intereses, ellos “si estaban en el negocio”. Peleando fanáticamente por su equivocado punto de vista. Me sorprende, como la maldad y la herejía se defienden con pasión, entrega y valentía, mientras que la verdad se propaga de manera pusilánime y endeble como una cania zarandeada por el viento, como un pabilo humeante. Así ha sido y así será. El mal se proclama con fuerza demoniaca y se establece con violencia e injusticia, mientras que el bien avanza lentamente montado sobre un burrito y alabado por unos niños. Porque el reino de los cielos es semejante a una semilla de mostaza la cual es la mas pequeña pero cuando se siembra en la tierra y crece llega a ser el mas grande de los arboles.

 

Aprende estas lecciones de el Domingo de Palmas

 

  1. Discierne la presencia del Rey Jesús dondequiera que estés.
  2. Alábale con todas tus fuerzas, con conciencia y de corazón.
  3. Defiende la verdad, aunque siempre la mentira y la maldad se propagaran con mas fuerza en este mundo de tinieblas.
  4. Como Jesús vino la primera vez a cumplir el propósito del Padre, así vendrá de nuevo a concluir su programa para la humanidad.

 

Feliz domingo de palmas.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s