El discipulo que desaparecio

man in brown long sleeved button up shirt standing while using gray laptop computer on brown wooden table beside woman in gray long sleeved shirt sitting
Photo by rawpixel.com on Pexels.com

Me tope de frente con un discípulo que había desaparecido misteriosamente de mi radar. Un día, nada mas, sin ninguna explicación, ya no me contestó las llamadas, ni ninguna otra forma de comunicación moderna que hoy existe.

¿Que paso? ¿Quien sabe? ¿No supe si se murió, se cambio de ciudad o si emigro a otro país? Aunque preguntando por allí, se me había informado que estaba bien y que seguía con sus actividades normales.

Ante esa situación no queda mas que orar por ellos y respetar su deseo de no ser abordados mas par ayudarles en su crecimiento humano.

Pero ahora, después de algunos años, aquí lo tenia, de frente ante mis propios ojos. El corazón me dio un salto del gusto de encontrale, a la vez que no pude evitar un montón de preguntas mientras le estrechaba su mano. ¿Por que ya no me respondiste las llamadas? ¿Donde te has metido? ¿Que hice para que te alejaras de mi de manera tan tajante?

Aquel joven, un tanto avergonzado no tuvo mas remedio que contarme toda la verdad. Resulta que alguien había venido ante el a poner en mal mi integridad ministerial y por eso había tomado tan drástica decisión.

Perdón, hermano, me trague todo el veneno que me soltaron, sin siquiera verificar la información. Mas pasado el tiempo me he dado cuenta de que el propósito de esa persona era distanciar nuestra amistad y dañar su ministerio.

Pues aquí estamos amigo y te comento que después de 35 anos compartiendo la palabra de Dios no es la primera vez que alguien viene a sembrar cizaña en los campos, que con tanto amor y respeto aramos par Cristo. Pero no importa, lo Bueno es que te veo de nuevo y hablamos cara a cara listos para continuar nuestra carrera con gozo. Pero no me extraña que el enemigo me haya difamado, lo que verdaderamente me sorprende es que tu, conociéndome a mi, le hayas creído a el.

He visto este mal, muchas veces repetido en varios ministerios. Hombres y mujeres que con amor, pasión, conciencia limpia y honestidad han sembrado por años la buena semilla y luego aparece alguien, diciendo historias, sin evidencia ni fundamento, ni pruebas, solo les repite una y otra vez sus inventos a las personas y entonces la gente cree mas a las tinieblas que a la luz. Llega el día y se da seguido cuando las personas, gritan: danos a Barrabas y crucifica a Cristo.

¡Amigo si a usted le ha pasado esto o algo parecido, no se desanime! ¿Es normal, porque si en el árbol verde hicieron tales cosas, que no harán en el árbol seco? Lc. 23:31

A Cristo le paso, Pablo lo experimentó y Pedro se desanimo cuando vivió algo similar.

A propósito, Pablo, tratando de orientar sobre este caso escribió: “contra un anciano no aceptes acusación a no ser por dos o tres testigos” 1 Tim.5:19

Y aquí resaltan tres palabras:

  1. Ancianos. Que era la persona mas honorable dentro de una comunidad religiosa.
  2. Acusación. Lo cual no esta hablando de rumor, chisme, o comentario en secreto, sino de una señalización formalmente presentada ante las autoridades correspondientes.
  3. Tienen que ser dos o tres personas con la misma evidencia, para que tal asunto sea atendido.

Muchos matrimonios se han destruido, familias se han dividido, iglesias, se han dañado, compañías han fracasado y amistades se han roto, solo por dejar que los rumores sin confirmación ni fundamento formen parte de nuestra realidad, sin ser verificados.

El enemigo lo sabe, y usa su letal arma para atacar al cuerpo de Cristo. Por eso Moisés escribió claro y directo: “No andarás chismeando entre mi pueblo”. Lv. 19:16 Y luego lo sello en los diez mandamientos: “No levantaras falso testimonio, mintiendo contra tu prójimo” Éxodo 20:16

Satanás se atrevió a poner en duda hasta la integridad del mismo Dios Todopoderoso, al decirle a Eva: ¿con que Dios os ha dicho? Gen 3:1

Cristo sabiendo de el dolor y el daño tan grande que produce el veneno de la difamación otorgo una bienaventuranza especial para todo aquel que es vituperado y difamado por su causa diciendo: “Bienaventurado seréis cuando por mi causa os vituperen y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos porque vuestro galardón es grande en los cielos. Mt. 5:11,12

En cuanto al discípulo amado, restablecimos la amistad mas fuerte que nunca. Lección aprendida. Si alguien viene a susurrarte detalles de la vida de otro, el único propósito es matar, hurtar y destruir. Mejor es cambiar de tema porque vas a terminar herido.

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Fil. 4:8

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s