La nueva enfermedad

cold winter tablet hot
Photo by Pixabay on Pexels.com

Existe una enfermedad, no se si es un virus, una bacteria o las personas lo desarrollan en desde su genética, pero lo he visto. No encuentro como llamarlo, porque aunque es muy viejo, también es muy moderno. Es casi indetectable, pero si le pones atención lo descubrirás. Lo desarrollan los hombre y mujeres que caminan muy cerca de el líder, es decir, los vice-presidentes, los sub-delegados, los asistentes de. Si esos que casi son, pero que todavía no, los que un día podrán ocupar esa silla, los que saben los secretos del jefe.

Se da en la política, en las empresas, en el mundo del espectáculo y hasta en las iglesias. si leíste bien, en las iglesias. De hecho creo que en las iglesias se da con mas frecuencia y descaro.

Suele suceder que un pastor comienza crecer ministerialmente y se añaden a el un buen grupo de personas que lo asisten para que desempeñe mejor su liderazgo y ministerio ante las multitudes. De pronto el hombre De Dios se ve rodeado de una cantidad de personas fieles que le facilitan su camino para que avance implantando el reino De Dios en la tierra. choferes, camarógrafos, escritores, contadores, abogados, medicos y una serie de mas profesionistas se disponen a coadyuvar en la labor ministerial. Pero a algunos les llega a ser tan sencillo lo que el siervo hace, tan fácil de hacer he imitar, algunos llegan a ver tan de cerca la humanidad, se impregnan de su debilidad y empiezan a experimentar un sentimiento de YO también puedo hacer eso y aun mejorarlo. Dicho sentimiento no, no esta mal, pues si alguno anhela obispado, buena obra desea dijo: el escritor sagrado. El problema yace en los métodos o las formas que el soñador empleara para llevar a cabo su deseo.

Ya que se ha instalado ese deseo en el corazón del colaborador. Puede sutilmente comenzar a hacer comentarios negativos. puede de manera intencional comenzar a filtrar información privada con el fin de socavar la autoridad o el liderazgo del jefe. Esta consciente o inconscientemente enviando pensamientos y alimentando sentiminentos de derrota y  miseria en contra de su líder, anhelado el día en que el este dando el famoso discurso de: “lamento mucho llegar a esta posición de esta manera, pero la institución tiene que seguir”.

Que el jefe caiga para subir tu, no tiene sentido. pero esa es la enfermedad que muchos padecen. En un mundo democrático ser oposición es un buen negocio, pero cuidado, si eres parte del equipo de un líder, la mayor virtud debe ser la lealtad y la fidelidad al sueño  o visión de tu líder.

Estoy cansado de ver ministros traicionados, heridos y lastimados. Los cuales, como seres humanos que son, no dan crédito a la gran traicion de la que han sido objeto. Resulta que el hermano, el que comía a la mesa con ellos, el que se adueñó de todas sus confianzas, el amigo al que le abrió su corazón, si ese, ese fue el que le dio las armas y le abrió las puertas a los enemigos par que vinieran a ejecutarle. y después se repartió sus despojos, cual trofeo de guerra, para finalmente presentarse ante la sociedad como el sucesor del ministerio. Muchas historias reales refuerzan esto que les digo.

Así que tu que sostienes, apoyas y soportas algún ministerio, a ti también te va a subir esa idea. El virus esta por todas partes. vicepresidente, copastor, ayudante, asistente, o cualquiera que sea tu nombramiento, te va a visitar ese germen. Se cuidadoso.

Para combatir esa pandemia sugiero algunas medidas.

  1. Tienes que hacer el firme propósito de mantenerte fiel al ministerio o liderazgo que te da la oportunidad de crecer y aprender a su lado.
  2. Mantente en modo admiración con tu líder. hay una delgada linea entre la admiración y la envidia. la admiración siempre engrandece al otro, mientras que la envidia tiende a minimizarle. y aun mas hasta hace emboscadas secretas para bajarle de su posición.
  3. Si vas a irte, que tienes todo el derecho, vete bien, anuncia tu salida con bastante anticipación, recomienda y entrena a alguien que te supla, no te lleves a nadie del grupo de tu líder, y planta tu ministerio lo mas lejos posible.
  4. Aunque ya estes plantado en otra area honra a tu ex- líder. bendícelo siempre, agradece la oportunidad que te dio y engrandece con tus actos, siempre que tengas oportunidad.
  5. Recuerda la regla de oro: Todo lo que quieran que lo hombres hagan con vosotros, haced también vosotros con ellos. si  quieres un liderazgo saludable, se un subalterno fiel.
  6. Pudiera darse el caso que tu estes ahora mismo ejerciendo un ministerio que se levanto gracias a la caída de tu jefe……………………… es tiempo de pedir perdón a Dios y a tu ex-lider para que tu propio liderazgo comience a ser sanado.
  7. Oremos a Dios para que el virus de la traición no nos afecte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s