Reflexiones en la pandemia

brown wooden dock over body of water
Photo by Vincent Albos on Pexels.com

 

El sonido del silencio es insoportable, lastima mi conciencia, inquieta mi espíritu, remueve mis recuerdos. La gente esta metida en sus casas, aterrorizada con la idea de contagiarse, el virus los tiene a raya. Un hombre apenas asoma su cabeza cubierta con plástico y su rostro solo deja ver los ojos. Las mujeres se entretienen alimentando a los hijos, estirando la despensa, pensando y orando para que el encierro no sea tan largo. Las noticias dicen que se prohibieron los vuelos internacionales y que las fronteras están cerradas. El tic-tac del reloj me pega en las cienes con la intención de desquiciarme: mejor le quito las pilas y se acabo, que, al cabo, que importa si son las 12 o las 6. La vida se escurre lentamente sin necesidad de que se le mida.

 

Ahora pienso en aquellos años cuando podíamos movernos con libertad, manejábamos al templo al parque o a la tienda de autoservicio: podíamos visitar los amigos o programar un día de campo sin ningún temor. Recuerdo que yo salía a caminar con los audífonos puestos escuchando conferencias sobre diferentes temas y saludaba a la gente que pasaba presurosa a mi lado. Que bonitos tiempos, y yo no lo sabia. Nunca imagine que eso podía cambiar de un momento a otro. El ruido del tren recorriendo las vías se escucha a kilómetros y me saca de mis pensamientos. La esposa me llama a comer, gracias a Dios que todavía hay algo para cocinar.

 

¿Que vamos a hacer? ¿Como vamos a cubrir las deudas? Dicen que la gente se esta armando, que, así como se acaba el papel de baño, también se ha disparado la venta de armas. Que Dios nos ayude para brillar en medio de la oscuridad. ¿Pero que vamos a hacer si las cosas se salen de control? Sera tiempo de demostrar en quien hemos creído o correremos la misma carrera de desesperación y tristeza que los incrédulos?

 

Me vienen a la mente varias recomendaciones que están escritas en la palabra de Dios.

 

Se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida. Apocalipsis 2:10. Entiendo que es tiempo de ser fiel a Dios. Pase lo que pase vamos a honrar el nombre bandito de nuestro padre celestial. Aun con nuestra muerte el es glorificado, pues la muerte delante de Dios es vida en su presencia, solo cambiamos de entorno.

 

He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Mt. 28:20 Dios esta con nosotros sin importar las circunstancias o peripecias que presente el día, mi padre celestial esta a mi lado aun en la enfermedad, la escasez y la muerte. El no me abandona, debo estar consiente de su divina presencia y aprender a disfrutarla para fortalecerme en fe. En estos días necesito mucho la Fortaleza divina y por eso tratare de estar mas consiente de su compañía fiel.

 

Jehová peleara por vosotros y vosotros estaréis tranquilos. Ex. 14:14 En mi caso no será diferente, serán diferentes las épocas y las circunstancias y aun las amenazas; mas no, El Dios al que sirvo. Dios es fiel y protege a los suyos. Algunas veces nos guarda de la pandemia y otras pasamos por el fuego, pero en ambas situaciones el nos fortalece y nos da su paz. Ya sea en el valle o en la tormenta, la oscuridad o la soledad. Dios pelea por vosotros y su paz que sobrepasa todo entendimiento se apodera de nuestros corazones para que sus siervos no caigan en la locura.

 

Afuera se respira un ambiente de incertidumbre, las noticias no son nada alentadoras, mis bolsillos están con menos dinero y la alacena me dice que necesita resurtirse en breve. Mis ojos se elevan hacia el cielo, alguna lagrima surca mis mejillas, mi corazón se llena de esperanza, todo mi ser se estremece ante su presencia. Caigo de rodillas ante su majestuosidad. Si, aquí esta, lo siento como una suave brisa, tiemblo ante su divinidad, siento la confirmación. El esta aquí, no me ha abandonado. Todo estará bien, aunque parezca lo contrario. EL sigue en su trono, sus pactos son fieles, sus promesas son verdad. Enfrento este día con fe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s