Una palabra De Dios

white flowers
Photo by Daksh Bansal on Pexels.com

Que palabra le damos a aquel que sufre? Al que si le tocó? Que ha tenido que pasar la tormenta, quien tiene un familiar  infectado o el mismo está luchando por su vida?

 

Sabemos que Dios nos librará del lazo del cazador y de la peste destructora, El nos ayuda a vencer al enemigo, peleando a nuestro favor, tomamos esa palabra y la hacemos nuestra con todas las fuerzas de la fe. Peroooo, cuando comienzan los síntomas y el diagnóstico médico confirma que tenemos el virus. Quiere decir que Dios nos abandonó? Nos fayo la fe? O definitivamente nos estábamos aferrando a una creencia ilógica? Es decir ni Dios, ni su palabra son verdad.

 

La realidad es que mientras no se encuentre una vacuna contra el virus. Seguiremos expuestos a la posibilidad de ser infectados y dependiendo de nuestras defensas aunada a una combinación de circunstancias saldremos librados o morimos. Se deleita Dios con nuestro sufrimiento? No. Si nos infectamos o sufrimos y morimos quiere decir que no tuvimos fe? No. Si pasamos por en medio de la tormenta y somos zarandeados como trigo, significa que Dios nos está castigando? No.

 

Sea que estes saludable y en victoria o que estemos en una situación difícil no olvidemos estas verdades.

 

  1. Dios es bueno.

La humanidad a lo largo de su historia ha pasado por diferentes circunstancias muy dolorosas. Situaciones que nosotros mismos hemos creado cuando nos alejamos de los preceptos divinos. Cual hijos desobedientes hemos dejado que nos guíen la avaricia, el engaño y las pasiones bajas, cosechando como recompensa, nuestro propio dolor y confusión. Le hemos dado la espalda a las sencillas y buenas instrucciones del padre. Dios no se deleita en nuestro dolor, y nos acompaña en el proceso de crecimiento y madurez.

 

  1. Dios es amor

Uno de los atributos más hermosos de Dios, es que El es amor. En medio del dolor y el sufrimiento podemos ver destellos de su amor en el servicio heroico de los trabajadores de la salud, quienes por amor, arriesgan su vida para salvar la de otros. Vemos  La manifestación del amor divino en todos los sacrificios que los humanos hacemos para ayudarnos unos a otros. En medio de esta pandemia surgirán muchas historias hermosas donde el Dios de amor será glorificado. Búscalas porque serán de inspiración para tu vida.

 

  1. Dios pelea a mi lado.

Esta es su promesa divina y aunque pases por las aguas profundas, Dios estará de tu lado, no lo olvides, El es fiel y nunca nos dejará. A la noche estará el lloro, pero vendrá la alegría al amanecer. El no toma en cuenta nuestras maldades y se pone a pelear de nuestra parte. Veo una fortaleza inquebrantable en los ojos y en las palabras de aquellos que están siendo derribados en la batalla. Ellos tienen la fortaleza divina y aunque sus cuerpos físicos están siendo sacudidos por los estragos de la enfermedad y los estertores de la muerte. Sus mentes y espíritus se ven fuertemente bendecidos. En sus labios hay alabanzas, en sus manos el cetro de la gloria De Dios y en sus corazones la fe inquebrantable de que verán al Rey eterno. De este lado del mundo contamos los muertos, pero en el reino De Dios están cantando la victoria de Cristo y de sus santos.

 

  1. Dios me da la victoria

Morir creyendo en Cristo, es vivir por la eternidad. Es vencer para siempre, es alcanzar la meta y obtener La corona. Nunca más el diablo, el mal y la enfermedad se enseñoreara de mi. Cuando muero aferrado a las promesas divinas, me convierto en un héroe de las huestes celestiales, en el mundo espiritual. Si sufrimos también reinaremos con El.

 

La noche está avanzada, se oyen los pasos del ángel de la muerte, posiblemente esta vez si enfrentemos a el o lo veamos escoger a algún ser querido y nosotros escapemos de sus flagelos, por un poco de tiempo. No se QUE es mejor, si irnos en el primer viaje y no ver el sufrimiento de las personas o esperar hasta el último momento resistiéndome, para ayudar en algo a mis hermanos. Se que un día lo veré cara a cara, pero Dios me ha destinado a vida eterna.

 

Asi que esperare creyendo en que Dios es bueno, Dios es amor, El está a mi lado y me da fuerza para luchar y al final me dará La Corona de victoria QUE El ha prometido a los QUE le amamos.

 

No te confundas. Todo esto tiene que acontecer, pero a ti Dios tea ma y te llama a refugiarte en sus brazos. Y si morimos para El morimos y si vivimos, para El vivimos. Sea que muramos o que vivamos somos del Señor.

 

En estos tiempos de pandemia

Cuidate, obedece a las autoridades, pero sobre todo: NO PIERDAS LA FE EN DIOS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s